lunes, 23 de junio de 2008

El neorromanticismo hippy

Ya hemos comentado cómo el romanticismo del XIX es el humus sobre el que germina la planta trepadora del feminismo terrorista de nuestros días.

El síndrome de Estocolmo actual fue en el pasado masoquismo voluntario. Esa unión entre masoquismo y feminismo se da también en el atontamiento colectivo, psicotrópico y naíf de los hippies sesenteros.



Neil Young cantaba en "A man needs a maid" (del disco "Harvest", 1972):

I was thinking that
maybe I'd get a maid
Find a place nearby
for her to stay.
Just someone
to keep my house clean,
Fix my meals and go away.

A maid. A man needs a maid.
A maid.


No sabes dónde te metes chaval. Al final acabarás limpiando tú la casa y haciendo la comida. La criada ni es tan virgen ni tan joven como dice...



Bobby Darin cantaba en aquella canción de Tim Hardin "If I Were A Carpenter" (1966):

If I were a carpenter
And you were a lady
Would you marry me anyway
And have my baby?

Pero vamos a ver, ¿se puede ser más lelo? Las guapas eligen primero a los más ricos. Así va esto. Si eres un carpintero, un molinero o un buhonero... ya sabes el callo que te puede tocar, y te puedes imaginar lo que te va a despreciar y lo que te hará pagar su fracaso y su desgracia. El amor cortés es rendir las armas sin presentar batalla, entregarse al sacrificio como un corderito.

¡Qué mundo este! Si los tontos volaran no se vería el cielo...

jueves, 19 de junio de 2008

A igual trabajo, igual salario



Hacen como que hacen lo que se supone que tienen que hacer, pero hacen lo que sabemos que hacen. Es difícil de probar, salvo casos puntuales, como el que vamos a ver ahora, pero en general, si se les pagara en función de su productividad, habría que bajarles el sueldo a todas. Las cuotas, la permisividad y la prostitución más o menos descarada las "sobrerepresenta" de largo en nuestra civilización decadente (onagrocracias, sin principio de mérito ni de justicia).




El caso de la "reportera" Pilar Rubio, de profesión "porque yo lo valgo", es un buen ejemplo del dicho popular "tiran más dos tetas que dos carretas". Mientras una infrapagada productiva que sabe leer trabaja, otra sobreremunerada improductiva se lo lleva crudo. Sería un caso atípico de mujer que roba a otra mujer si no fuera porque el excedente de una sobrepasa de largo la magra plusvalía que le pueden estar sacando a la otra. Los paganos son siempre los hombres, que transferimos ingentes cantidades de recursos a las mujeres en términos agregados, especialmente a estas de exuberante carrocería.

sábado, 7 de junio de 2008

Death Proof



Divertidísima broma de Tarantino que algo tiene que ver con el tema de este blog. Un psicópata armado de un coche blindado ("Stuntman Mike") se dedica a matar mujeres jóvenes por el procedimiento de provocar un accidente de coches en el que sólo él puede quedar vivo. Después de matar a cinco así, y ya con un coche nuevo, empieza a tomar nota de otras cuatro posibles víctimas. Pero dos de ellas son unas amazonas aficionadas a las series de televisión de acción, sobre todo las de coches. Las nenas reaccionan y el tiro le sale por la culata al pobre Stuntman Mike.

Lo más interesante de la película, para el caso que nos ocupa, son las conversaciones entre ellas en cualquiera de los dos cuartetos, y especialmente cómo muestran su relación con los hombres. Estos cuartetos gamberriles son muy similares al de "Sexo en Nueva York", si bien menos glamurosos. De alguna forma parecen reflejar un tipo básico y universal de asociación femenina.

miércoles, 4 de junio de 2008

The Economist y la propaganda feminazi



The Economist publica un artículo de lo más divertido. Presentan unos resultados tomados de otro artículo, publicado en la revista Science, titulado "Diversity: Culture, Gender, and Math". Los resultados muestran a las claras que las mujeres no dan pie con bola en los test de matemáticas, aunque son mejores en los test de "lectura" (pero no lectura de matemáticas, suponemos). El único caso discordante es Islandia, en el que las mujeres son mejores que los hombres en ambos tipos de pruebas. Después viene el análisis. Para empezar se olvidan de la geometría tridimensional, en la que las mujeres funcionan aún peor que con las matemáticas. Después argumentan que las diferencias entre países en los resultados de las pruebas se deben a diferencias en el trato a las mujeres. Otra más: las mujeres estudian preferentemente carreras de letras porque tienen ventaja comparativa en ellas (leen más rápido, o lo que sea, así que a Derecho).

Para empezar, y dejando a un lado la naturaleza de las pruebas, no se puede dar el mismo peso estadístico a un país de la población de Islandia que a uno como Estados Unidos. Después se olvida que las mujeres se dedican efectivamente a aquello en que tienen ventaja comparativa, y que no es ninguna profesión: gestionar un marido. La carrera viene a dar igual. Si una les presenta resistencia, pues a otra. La actividad profesional de las mujeres es complementaria, y eso explica su menor productividad y menores sueldos. La parte del león la obtienen desvalijando al padre de sus hijos, como es bien sabido. Para lo que acaban haciendo no necesitan las matemáticas ni ninguna otra lectura de material más complejo que el Telva. Tras miles de años de especialización el resultado es el que vemos. No es tan difícil de entender.

lunes, 2 de junio de 2008

Herstory




El término "herstory" se contrapone al de "history" (his=de él; her=de ella), sin especial respeto por la etimología de la palabra, para aludir a una reinterpretación de la historia que pone a las mujeres en su lugar, según el terrorismo feminista. Los resultados de este esfuerzo, fundamentalmente libros de "herstory", son patéticos. La verdad es que les cuesta Dios y ayuda rescatar del olvido nombres interesantes por otra cosa que no haya sido ser mujeres. Estas mamarrachadas demuestran la angustia de las mujeres al abrir un libro de historia y descubrir que... ¡ellas no aparecen! No están, no tienen historia, no han aportado nada. Sus esfuerzos por encontrar "algo" son patéticos.

Tomemos el caso del arte. En 1977 se pudo asistir a una gran exposición de mujeres artistas del período 1550-1950 (ahí es nada) en Brooklyn y Los Ángeles. Las obras eran casi todas desconocidas. Si la muestra hubiera sido de arte "masculino", y se hubiera limitado sólo a las obras más famosas de ese período, se habría necesitado todo el Metropolitan. Sin embargo, la muestra "femenina" se pudo apañar con un espacio algo menor.

Poco después, en 1980, Germaine Greer publica su no menos patética historia del arte de las mujeres ("The Obstacle Race", "La carrera de obstáculos"). Los artistas masculinos, al parecer, nunca tuvieron obstáculos. Greer pudo rellenar el libro sólo mediante la promoción exagerada de figuras segundonas, muchas desconocidas. Es más, la que es conocida se lo debe precisamente a ser mujer, como Artemisia Gentileschi, una más entre los incontables imitadores de Caravaggio. El despropósito es tal que incluso la autora se ve obligada a justificar de alguna forma la ausencia de grandes artistas femeninas en la historia, cosa que hace recurriendo a la vieja excusa de la brutalidad de los hombres hacia ellas: el machismo, sadismo, misoginia y envidia masculinas esterilizaron la capacidad creadora de (todas) las mujeres a lo largo de (toda) la historia. Ahí queda eso.



Consideremos un caso más de terrorismo feminazi. Valerie Solanas es una típica feminista orgullosa de su misandria (ellas alardean de lo que nos prohiben a nosotros; ser misógino es casi un delito). Al parecer fue víctima de abusos sexuales en la infancia por parte de su padre (o eso dice ella). En su vida hay largos períodos de los que no se sabe nada. Esta psicóloga pirada es famosa sobre todo por ser autora del Manifiesto SCUM (=Society for Cutting Up Men, Sociedad para Rajar a los Hombres; aunque SCUM significa en inglés "escoria") y por atentar en 1968 contra la vida del bueno de Andy Warhol.



Al parecer Solanas llevó en 1967 un guión cinematográfico a Warhol para que The Factory se lo produjera. La maravilla se titulaba "Up your ass" (Mételo por el culo). Warhol rechazó el proyecto, pero no pudo devolver el guión porque lo había perdido. Solanas le exigió dinero y acosó a Warhol. El 3 de junio de 1968 acudió a The Factory, donde disparó sobre Warhol, dejándole muy malherido, y sobre otras dos personas que se encontraban en el lugar. Fue condenada a 3 años de cárcel, a pesar de  o gracias a que Warhol no quiso testificar contra ella.

Las feministas de entonces montaron una campaña para conseguir su excarcelación, por considerarla un símbolo de la liberación femenina. En 1971 la soltaron, pero la volvieron a encerrar por acosar de nuevo al pobre Warhol (y a otros). En 1977 concede una entrevista a The Village Voice, y después desaparece para siempre. Murió en 1988, en una institución psiquiátrica. Por fin una mujer en la historia del arte, por derecho propio.

Los hombres tienen cerebros más grandes, y mayor inteligencia

Lo del título ya lo sabíamos, por el artículo de Helmuth Nyborg que comentamos aquí , y por el que fue perseguido con saña. Pero o...

Entradas populares