lunes, 30 de marzo de 2009

Firmas por un nuevo premio Nobel



Me parece bien que se den premios Nobel de Medicina o Física. Ya me parece menos bien que se premie la creatividad en Literatura (más difícil de calibrar, teniendo en cuenta que el autor tiene que estar vivo, y la diversidad de lenguas) o en Política (premio de la Paz), aunque no han caído en el ridículo penoso de los Premios Príncipe de Asturias. Bueno, a lo que vamos. Sí me parece pertinente añadir un premio Nobel más, aunque lo financien los Mormones, a la creatividad en la convivencia con las mujeres, cosa tan difícil y con la que tanto nos jugamos. Hay muchos posibles candidatos, pero quisiera destacar, entre todos, a uno de ellos, del que hemos tenido noticia reciente en los periódicos.

Sin duda, es un genio. Tener una mujer es malo porque acabas dependiendo de ellas, y te desvalijan por las buenas o por las malas (en ninguno de los dos casos follas, que es de lo que se trata). La única forma de contrarrestar eso, en teoría, es quedarse soltero (la solución que descubrieron los sacerdotes hace ya mucho, mucho tiempo, y que permite acumular recursos sin que te los roben las féminas), o bien casarse con más de una, lo que introduce una severa competencia entre ellas, aumenta la oferta de servicios por su parte y rebaja el precio por unidad (a fin de cuentas sólo te pueden desvalijar una vez, y se lo tienen que repartir). Esta segunda solución se basa en la aceptación de lo inevitable, pero aporta una salida muy ingeniosa y digna (para el que sale). Ellas saben que puede ser una fractura en el cerco, y por eso está prohibido.

El caso es que un israelí genial se ha casado con ¡32 mujeres! Además tiene 180 churumbeles. Por más que te saquen no hay para mantener a tanto crío, lo que las obliga a ellas a trabajar. En tanto que compiten entre ellas por la atención del macho dominante, se muestran serviciales -en conjunto- hacia él, y todo a precios muy competitivos, yo diría que familiares. Fíjense cómo lo tiene montado el tipo:

En cuestión de cama, no hay competencia. Las 32 mujeres se turnan y, aunque no lo confiesen, hay una lucha cada noche por ser la afortunada. Tehlia se sincera: "Satisface todas mis voluntades y necesidades. Por eso, estoy dispuesta a compartirlo con otras aunque no siento que lo comparto. Me siento especial y única".

Si este hombre no es un genio, que venga Dios y lo vea. ¿Cómo lo hace? Bueno, parece que es como las recetas de los grandes cocineros, o los trucos de los grandes magos: confiesan algún que otro ingrediente, por lo demás evidente, pero no te lo cuenta todo. Sólo reconoce que se las camela:

La secta se empezó a tejer hace 30 años. Empieza su búsqueda reclutando a su futura mujer cuando es una adolescente con problemas físicos, sociales o psicológicos. Tras su milagrosa curación terapéutica, es toda suya. Y así viene otra y otra y otra hasta el día de hoy.

¿Su nombre? Goel Ratson.



Morfología y fisiología femeninas

Un esquema explicativo, no por simple menos expresivo, de la morfología, fisiología y psicología femeninas:



Son tan simples que con eso basta para explicarlo todo.

viernes, 27 de marzo de 2009

Se acabó la fiesta... en Alemania al menos...




Mal día para las mamás jetas alemanas. Según nos desvela un reciente artículo periodístico, las madres alemanas divorciadas ya no podrán vivir del marido eternamente. Cuando los niños tienen 3 años el padre deja de pasar una pensión a la madre. Se supone que esta pensión cubre la pérdida de nivel de vida que la madre divorciada con hijos pequeños tiene que aceptar cuando se hace cargo de éstos. Una reciente sentencia del Tribunal Supremo alemán apunta que, pasados los 3 primeros años de vida del churumbel la madre puede y debe reincorporarse a su trabajo. Apuesto a que, a partir de ahora, cuando quedarse con la custodia de las criaturas ya no es un negocio, estarán más abiertas a compartirla.

Además, no acabo de entender en razón de qué las responsabilidades no se dividen al cincuenta por ciento, en dedicación y en dinero. Espero que los matrimonios homosexuales permitan cambiar el régimen de los matrimonios heterosexuales. Dos homosexuales con hijos adoptados, en caso de separación, ¿cómo se reparten la custodia? ¿Con qué criterio? Si no se aplica un criterio sexual, ¿por qué sí se aplica éste en los matrimonios "heteros"?

El matrimonio es un contrato, con letra pequeña y artículos ocultos (dispersos en distintas normas), diseñado para facilitar la reproducción de la especie, es decir, para hacer la vida más fácil a las mujeres: aunque el matrimonio se rompa, el núcleo, la esencia, se preserva, y ésta es la relación económica entre la hembra y "sus" churumbeles y el padre, que tiene que seguir aportando recursos. El divorcio I (el actual) es sólo la superficie, y es sólo cuestión de tiempo que el divorcio II (el fin del negocio femenino del matrimonio) sea una realidad. Sin la segunda parte la primera es una farsa.

Los hombres tienen cerebros más grandes, y mayor inteligencia

Lo del título ya lo sabíamos, por el artículo de Helmuth Nyborg que comentamos aquí , y por el que fue perseguido con saña. Pero o...

Entradas populares