martes, 8 de febrero de 2011

Scorsese about women: After Hours




Catálogo de locas podría haberse llamado esta película. La verdad es que están así de piradas. No digo en una sola noche, pero a lo largo de mi vida me he encontrado con chaladas como las que aparecen en esta película, o una combinación lineal de ellas.

Tenemos, por ejemplo, a la suicida (1):


Todas van de suicidas, o te cuentan que han pensado suicidarse, o que lo han intentado, para hacerse las interesantes. Pero claro, salvo los casos clínicos, sólo se suicidan en las películas. Estos bichos están hechos para sobrevivir a costa de todo.

La que va de artista o de intelectual, de pasota, que está de vuelta de todo; en suma, la listilla (2):


Qué le vas a contar tú que ella no sepa. Con qué la vas a sorprender, a ver. Si no te tienen miedo, se ríen de ti. Normalmente simples drogadictas folladoras sin neocórtex en la hora del recreo. Diez años después las puedes ver desvalijando maridos o con traje de chaqueta trepando a codazos en alguna empresa, o las dos cosas, porque al parecer estas criaturas pueden hacer dos a la vez.

La freaky histérica (3) que va de sensible y de víctima, pero que está absolutamente majareta:


Estas son muy peligrosas, aunque se las ve venir. Son como el reactor de Chernobyl: si lo tratas de apagar, malo; y si no, también. Explotan por una cosa o por otra, saltando de ataques de histeria agresiva-paranoica, a ataques de depresión llorica autodestructiva. Estas no van de suicidas, porque les prestarían una soga.

La psicópata destroyer (4), violenta, diabólica:



Este modelo es terrorífico. Evítenlo a toda cosa. Son un 10 en la escala de Richter. Abundan, están rematadamente locas, y sueltas. Odian. Si te pones delante, pues a ti. Te pueden mandar a urgencias, o algo peor.

Por último, el hornillo menopáusico (5) de ocho patas:



Se hacen las desvalidas y de hecho lo están, pero si te apiadas de ellas vas dado: os iréis al fondo los dos. Ellas saben que no tienen salvación posible, pero no quieren hundirse solas. Como ya no están para muchos saltos, tejen una tela, se quedan quietas y esperan, esperan, esperan... mientras se fuman un Ducados.

Y se alían todas para castrar finalmente al pobre desgraciado que sólo quiere mojar deportivamente al menos un día, y que casi, casi lo paga con la vida:



Todas mujeres solitarias, por locas, o que se vuelven locas por estar solas. Y lo que les queda... 


martes, 1 de febrero de 2011

Citas a granel III





La bigamia consiste en tener una mujer de más. La monogamia también.
Henry-Louis Mencken

Las mujeres se parecen a los caballos en que se burlan de quien no las sabe domar.
José de Letamendi

Las mujeres se callan a veces, pero nunca cuando no tienen nada que decir.
Paul Souday

Los caprichos de la especie femenina no se circunscriben a un solo lugar o a un solo clima. Son los mismos en todas partes.
Jonathan Swift

La única manera de comportarse con una mujer es haciendo el amor con ella si es hermosa, y si no lo es, haciéndolo con otra.
Oscar Wilde

La primera consecuencia de la confesión es reafirmar a los sacerdotes en su celibato.
Georges Elgozy

Una mujer que insiste en pedir consejo a un hombre casi siempre busca confirmar el suyo.
Madame de Maintenon




Los hombres tienen cerebros más grandes, y mayor inteligencia

Lo del título ya lo sabíamos, por el artículo de Helmuth Nyborg que comentamos aquí , y por el que fue perseguido con saña. Pero o...

Entradas populares