miércoles, 24 de abril de 2013

Las mujeres y el infanticidio



Ha caído en mis manos, o en mis caprinas pezuñas si lo prefieren, un artículo del siempre brillante Tsevan Rabtan que trata de decir algo sobre el aborto que al final no dice. El hombre se gusta, regatea, y al final olvida rematar. Pero bueno, es lo de menos. Lo interesante es que hace un rápido acopio de datos antropológicos sobre el infanticidio y el aborto. ¡Oh sorpresa! Las mujeres son violentas. Brutalmente violentas. Abortan para no tener que matar al niño, o hacían esto último por no poder hacer lo primero. Y sin remordimientos. Están programadas para poner huevos, sí, pero maximizando sus posibilidades de supervivencia. Si para conseguirlo tienen que hacerse una tortilla o sacar a pasear la pala, lo hacen. Somos animales, pero ellas mucho más.

Algunas frasecitas:

  • En la Alemania del siglo pasado, los hijos de viudas morían en un porcentaje muy superior tras la muerte del padre, mientras que los del viudo no se apartaban de la media … hasta que el viudo se casaba y los hijos competían con la prole futura de la nueva esposa.

  • En Canadá, un 12% de los nacimientos lo son de mujeres no casadas. Sin embargo, [estas] acumulan el 61 % de los infanticidios. 

  • Más aún, las mujeres matan a sus hijos con frecuencia 1,5 veces mayor que los hombres y demuestran menos remordimiento: sólo se suicida una de cada cincuenta madres infanticidas, mientras los hace el 43,6% de los padres infanticidas. 

  • El infanticidio era más habitual en épocas pasadas por una razón añadida: los métodos abortivos como pócimas, apretar fuertemente con vendas, golpear la barriga de la embarazada o introducir objetos para provocar el aborto, eran muy peligrosos. Simplemente es más sencillo y menos arriesgado para la madre matar al recién nacido o procurar que no tenga oportunidades de crecer. Además, la muerte del recién nacido deja a la madre disponible para nuevos embarazos y por tanto para oportunidades maritales.

Qué cosas ¿verdad? ¡Violencia doméstica femenina! Pero mientras que abofetear a una mujer (con mano de hombre) es un crimen horrendo que justifica el linchamiento, un castigo ejemplar, la muerte civil y lo que venga, al infanticidio/aborto se le dan todas las facilidades.


12 comentarios:

  1. Hablando de violencia, me gustaría ver un artículo en el blog tratando el tema de las que se van con individuos violentos. En los medios siempre te pintan la imagen prototipo de mujer desamparada y sin medios que depende del maltratador. Pero en la realidad el 90% de casos son mujeres que pudiendo estar con quien quieran, sin ninguna dependencia ni acoso, eligen al "chungo". En mi opinión creo que canalizan de manera deleznable sus ansias de macho alfa, y confunden a éste con elementos que parecen el eslabón perdido. También creo que van con estos tipos por miedo a estar solas, porque sólo un zumbado (como ellas) podría aguantarlas, ya que un tipo normal acaba pasando de ellas.

    Recuerdo un conocido cuya novia no hacía más que poner a parir al ex y todo el rato contando historias de que cómo la había pegado y humillado. Lo primero que hizo en cuanto dejó la relación fue volver con el ex maltratador.

    Pero claro ellas son fuertes y capaces y es un pecado subestimarlas, ahora eso sí, cuando no les sale las cosas como quieren son todas desamparadas y víctimas, con varios master y doctorados en lloriqueo y victimismo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, hay masoquistas que suelen buscar a un sádico. De hecho, la violencia puede tener muchas causas. Algunas formas de maltrato no son físicas, por lo demás. Las tasas de suicidio durante los procesos de separación o divorcio pueden ser un indicador.

    ResponderEliminar
  3. Mujeres...mejor no entenderlas porque se entienden entre ellas y se odian.

    ResponderEliminar
  4. ya pero qué hacemos nos volvemos maricas o mejor puteros.. y así sólo podremos saber cuanto nos cuesta a la cartera?

    ResponderEliminar
  5. Esas son las dos opciones, que a veces se dan en el mismo cura. Por eso no es justo meterse ni con los maricas ni con los puteros (con los curas sí).

    ResponderEliminar
  6. Unirse al gremio de maricas poco útil lo veo, incluso los que no son locas tienen cierta naturaleza femenina que es lo que les da ese doble fondo y mala hostia tan particular de las féminas. No llegan al nivel de locura de las mujeres pero también tienen una serie de trastornos emocionales muy....peculiares.

    Mejor putero ya que follas con pibones, te ahorras dolores de cabeza, te da tiempo a actividades más interesantes que aguantar a la novia o parienta y sus gilipolleces y encima a la larga incluso te sale más barato.

    ResponderEliminar
  7. compañeros a raíz de lo que os escribía sobre las dos opciones que nos quedan me surje una gran duda....

    ¿Por qué entonces hay tantos machos que gastan grandísimos recursos, tiempo y dinero para que al final los toreen como a pobres vaquillas y que luego comenten la jugada con sus amiguitas entre zapatos nuevos, bolsos, y mirar este último que me quiere follar (risas) ? Acaso son ellos/somos en parte culpables de que nos saqueen o nos cobren luego " el IVA" (18-21-24..% a gusto del consumidor)

    Eso sí, las prostitutas te dan siempre un precio final.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo (7 de junio): porque igual que hay mucha zorra e interesada también hay mucho babas que al final provoca aún más este comportamiento repugnante de las féminas porque se lo alimenta. De hecho el autor de este blog dedicó un artículo "Solomillo" sobre un amigo suyo al que se la dieron con queso. De ahí la expresión pagafantas. Suelen ser desgraciados que no se comen una rosca y no se dan cuenta que al final con quien se van a follar es precisamente con quien más las mangonea a ellas.

    Eso sí, si el susodicho en cuestión es un tío de pasta tonto (a nivel de cociente porque de personalidad es un patético gilipollas) consigue follársela porque a la mujer le interesa tenerle contento para mantener su estilo de vida. Estos varones suelen ser gente que ha sido criada para pensar que la valía de una persona es igual a su trabajo, dinero que gana y apariencia física de la tía que le acompaña. Para eso mejor irse de pilinguis que te chupan más la polla que la cartera en comparación y no tienes que aguantarlas.

    En definitiva tenemos dos modelos, el pagafantas desgraciado y el tío de pelas capullo total.


    Afortunadamente tenemos en contraposición tenemos al tío normal de toda la vida que las manda a la mierda y al chulo que las mangonea y putea como exige el karma.

    Yo aún recuerdo un día que quedé a cenar con una e hizo insinuaciones de que la invitase a cenar aludiendo que era una mujer y le respondí: "¿y yo porqué coño te voy a invitar?, si me haces una mamada igual me lo pienso". Por un lado me alegro de haberle soltado esa frase (se quedó en estado se shock) pero luego pensé que tenía que haberme hecho el simpático diciendo que pidiese todo lo que quisiera y luego largarme con la excusa de ir al baño y dejarla con la factura.

    ResponderEliminar
  9. Sin duda lo que se merecía es lo segundo. Habrá observado que la mujer más generosa del mundo es más tacaña que el hombre más tacaño del mundo. Las cosas del bolsillo les duele que no veas.

    Desde el enfoque correcto lo aparentemente incomprensible se vuelve claro: las mujeres son animales.

    ResponderEliminar
  10. ¿Por qué las mujeres no hablan en nuestros hilos?

    Nos leen y analizan nuestros movimientos, parece como que en secreto..
    Algo que por otro lado, están acostumbradas a hacer; controlar y manipular a parte.

    ¿Acaso la que calla otorga?

    ResponderEliminar
  11. Sí hablan. De vez en cuando aparece alguna insultando por aquí.

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, a ver un artículo sobre los San Fermines, que hablan en los periódicos de agresiones sexuales, pero luego uno se pone a mirar las fotos y sólo se ven a las típicas calientapollas quitándose el sujetador para enseñarlo todo, y descojonándose mientras mientras varios descerebrados aprovechan para tocarles las tetas. Otra muestra de cómo esta sociedad siempre pone a las mujeres como víctimas negando la realidad, es decir: esa necesidad de las féminas de enseñar carne para subirse el ego de forma lamentable. Porque vamos, con esas fotos tan evidentes que luego hablen de agresiones.....

    ResponderEliminar

Ellas confiesan XXVII: Suzanne Sadedin

Si los roles de género no son algo biológico, ¿cómo se explican los roles sexuales en los animales? Buena pregunta, que desmonta p...

Entradas populares