viernes, 1 de agosto de 2014

Kramer y Sprenger about women







Heinrich Kramer y Jacob Sprenger fueron dos divertidos inquisidores que, aunque estuvieran como puñeteras cabras, dejaron algunas apreciaciones sobre la naturaleza femenina de gran lucidez en su Martillo de Brujas, como que "la mujer que piensa sola piensa mal", versión primitiva de "la mujer, cuanto más piensa, peor le va".

Pero vean otras:
Qué otra cosa es la mujer sino la enemiga de la amistad, la pena ineludible, el mal necesario, la tentación natural, la calamidad deseable, el peligro doméstico, el perjuicio delectable, el mal de la naturaleza pintado con buen color. 

Su delicioso y delirante manual sirvió para torturar y ejecutar a muchas brujas, y de camino tener aterrorizado al personal. ¿Fanatismo y crueldad o un sentido del humor mal entendido?

Les dejo aquí con un caso práctico de aplicación del riguroso proceso deductivo de Kramer y Sprenger:



Los hombres tienen cerebros más grandes, y mayor inteligencia

Lo del título ya lo sabíamos, por el artículo de Helmuth Nyborg que comentamos aquí , y por el que fue perseguido con saña. Pero o...

Entradas populares