martes, 2 de junio de 2015

Cucu... ¡todavía estoy por aquí!

Pienso seguir dando guerra a esa subespecie de aspecto humanice que llamamos "mujeres"; seguir descodificando, desprogramando, la educación nefasta que nos han dado, y que nos hace verlas como a semejantes, cuando no superiores, a nosotros, siendo como son vulgares animales semidomésticos; y seguir promoviendo la liberación masculina y el fin de la discriminación intolerable que sufrimos en esta época de lenta y fatal disolución de la civilización y la cultura. Los héroes, los constructores de civilizaciones, reducidos a pasivos huéspedes de niños, mujeres y perritos. Al servicio de los débiles y de sus mezquinas necesidades.

En la Academia de San Fernando, en Madrid, puede contemplarse un desagradable Belén en el que, entre otras cosas, se representa la presunta masacre de los inocentes. El escultor tuvo su gracia mostrando a los asesinos como víctima de la brutalidad de las mujeres:



Os dejo también un testimonio fotográfico de una simpática escultura articulada que se encuentra expuesta en el Museo Metropolitano de la ciudad de Nueva York. Sirva de simpático recordatorio y aviso (otro):




Ellas confiesan XXVII: Suzanne Sadedin

Si los roles de género no son algo biológico, ¿cómo se explican los roles sexuales en los animales? Buena pregunta, que desmonta p...

Entradas populares